¿Sabías que la realidad virtual es un método perfecto para formar tanto a empleados como a estudiantes y prepararlos adecuadamente ante situaciones críticas o complejas a las que podrían enfrentarse en situaciones reales? Hace tiempo que esta tecnología va mucho más allá de las experiencias con videojuegos, y ahora sus posibilidades han pasado a ser infinitas. Actualmente muchas empresas tanto en el sector industrial como en el de servicios están apostando por las tecnologías de realidad virtual para capacitar a sus trabajadores aprovechando las oportunidades inmersivas de “aprender a base de hacer” que ofrecen. Una revolución en un área que hasta ahora ha sido poco atractiva y estática para los empleados.

Fuente:Deloitte

 

Hay determinadas tareas y situaciones complejas en las que la formación puede generar altos costes así como un peligro tanto para el aprendiz como para las personas que dependen de que realice correctamente su trabajo. Nos referimos, por ejemplo, al personal encargado del mantenimiento de aviación o a profesionales sanitarios, como los cardiólogos que en algunos casos tienen que trabajar durante muchos años hasta que se convierten en expertos respecto al reconocimiento y tratamiento de enfermedades raras y graves en pacientes reales. La tecnología de RV puede ofrecer a este tipo de profesionales nuevos métodos para adquirir experiencia, por ejemplo, mostrando el problema en 3D para entenderlo con más profundidad y aprender a tratarlo con más precisión.

 

Asimismo, la realidad virtual se presenta como un sistema de capacitación seguro, eficaz y rentable, en tareas peligrosas, entre otros aspectos, porque posibilita realizar más repeticiones de entrenamiento que en los métodos de capacitación tradicionales. Por ello, permite que los usuarios se enfrenten más veces a situaciones virtuales muy similares a las que ocurren en la vida real y con ello se consigue que las personas conserven sus habilidades aprendiendo de la experiencia sin suponer prácticamente ningún coste para la empresa.

Hoy en día las empresas quieren que sus trabajadores aprendan mejor y de forma más rápida. Un aspecto fundamental para contar con expertos que estén bien capacitados y sepan actuar cuando el sistema falla, es que aprendan de la experiencia para que puedan comprender por qué los sistemas actúan como lo hacen, en lugar de la simple memorización de conocimientos a través de libros o manuales de procedimientos. En este sentido, la formación en realidad virtual ofrece un atajo, por su capacidad de simular experiencias realistas de forma que el usuario tiene la sensación de vivirlo en primera persona. De este modo, se evita incurrir en los costos materiales y personales al enfrentarse a situaciones peligrosas que pueden terminar incluso con la muerte, como puede ser lidiar con un incendio o transportar químicos peligrosos.

Realidad virtual: entrenamiento más rápido, seguro y con menor coste

Los beneficios de la VR no se apoyan únicamente en el ahorro de dinero o tiempo que supone, sino en diferentes puntos que ya se han ido comentando y podemos resumir en:

  • Mejor aprendizaje: La mayoría de investigaciones que analizan la efectividad del uso de esta tecnología han observado que tiene capacidad para garantizar mejores resultados que muchos métodos de aprendizaje tradicionales. Disminuye el tiempo necesario para aprender y el número de errores de los usuarios, además de ampliar las habilidades adquiridas.
  • Aislamiento de distracciones: Al proporcionar una experiencia en realidad virtual con auriculares, los empleados es más probable que estén más comprometidos con el contenido y sea mucho más difícil que estos se distraigan, por ejemplo, con sus dispositivos móviles.
  • Aumenta la retención del conocimiento: Se ha demostrado que la formación en RV facilita a los trabajadores retener mejor lo que han aprendido, ya que en general es más memorable, es decir, posibilita mantener los conocimientos más tiempo que los métodos de capacitación tradicionales. Numerosos expertos expresan que la retención de la memoria en los sujetos tiende a ser mayor en aquellos que han tenido una experiencia de realidad virtual que en los casos en que los materiales de aprendizaje utilizados han sido libros o videos.
  • Escenarios compartidos: La RV permite la colaboración entre varios usuarios en un mismo escenario virtual, por lo que es una opción eficaz para aquellas tareas en las que sus miembros tienen que coordinarse y trabajar de forma conjunta.
  • Rápido Retorno de la Inversión (ROI): Los costes de hardware, la potencia de cómputo y de memoria continúan bajando, lo que hace que este tipo de aplicaciones virtuales de formación tengan cada vez más un coste razonable.
    Puede disminuir el número de accidentes laborales: La formación práctica es primordial para simular situaciones de trabajo de la vida real, sin que exponer a los trabajadores ante ningún riesgo. La RV ha demostrado ser una tecnología que puede incrementar de forma efectiva la seguridad en el puesto de trabajo.

Grandes marcas como Walmart, Volkswagen o la NASA ya se han sumado a la formación de empleados a través de la realidad virtual. ¿Pero si eres una pequeña o mediana empresa (PYME) vale la pena adoptar este tipo de tecnologías en tu empresa? La respuesta es un sí rotundo. Según un estudio para 2021 realizado por Capterra, “1 de cada 3 PYMEs en los EEUU. estará probando programas de capacitación de empleados de realidad virtual y, como resultado, sus nuevas contrataciones alcanzarán la productividad total un 50% más rápido como resultado”.
Sin duda, la realidad virtual está superando muchos obstáculos que existían hasta el momento a la hora de ofrecer un entrenamiento a los empleados y ha demostrado ser una solución altamente efectiva en la Industria 4.0.