La pasada semana (8-11 de mayo) estuvimos en Barcelona para asistir a Hispack 2018 , que se ha consolidado como la feria profesional de la industria del packaging más importante de España y una de las cuatro primeras de Europa.

Tal y como cuenta el director de Hispack 2018, Xavier Pascual:

“Hispack suma en esta edición packaging, proceso y logística lo que nos permite crecer en oferta y sobre todo, abordar de forma multidisciplinar el packaging, teniendo en cuenta todo su ciclo de vida. Queremos demostrar que el packaging resulta un elemento cada vez más decisivo en la estrategia global de cualquier empresa no sólo en la transmisión de la experiencia de marca, sino también a la hora de determinar las necesidades técnicas de fabricación y conservación de los productos, de la cadena de suministro y del punto de venta.
Este año participarán cerca de 800 expositores directos, que en firmas representadas supone la presencia de unas 1.400 empresas, y atraer a más de 35.000 profesionales. Además habrá novedades en cuanto a contenidos. Hemos creado cuatro grandes áreas donde se visualizarán los grandes retos a los que el packaging debe dar respuesta: la sostenibilidad, la logística, la automatización, y la experiencia de uso. Sobre estos temas girarán las actividades formativas que se desarrollan en la feria.”

 

 

Entre los productos expuestos destacaron: maquinaria de packaging y embotellado, envasado, materias primas, logística, publicidad en el punto de venta, recuperación y tratamiento de residuos, etc.
Una vez en el recinto, pudimos conocer de primera mano los cauces evolutivos por los que discurre la industria del embalaje y el packaging. Cientos de puestos y stands dan buena cuenta de la expansión y de la buena salud de la que goza el sector.

La razón principal para acudir fue acompañar a varios de nuestros clientes en la presentación de los trabajos que hemos estado realizando para ellos. Tal es el caso de empresas como Radar y Pygsa Para ambos clientes hemos desarrollado una experiencia de realidad virtual en la que se podían visualizar tanto maquinaria como procesos de instalación. Todo ello en un entorno virtual de alta fidelidad.

 

También aprovechamos el haber acudido a esta feria para visitar a clientes con los que ya hemos trabajado, así como visitar a aquellos clientes con los que tenemos proyectos en marcha, como las empresas  Tavil o ATP.

En resumen, una feria imprescindible para tomar el pulso a un sector industrial en auge en nuestro país y de la que nos llevamos nuevos conocimientos y posibles alianzas comerciales y estratégicas.