Hoy venimos a hablar de Pokémon GO, el juego que ha popularizado la realidad aumentada a diferencia de lo que se esperara que pasara con la Realidad Virtual. Y es que no hay día en que no escuchemos una nueva noticia sobre la realidad virtual, salen al mercado nuevos dispositivos y los gigantes de internet se lanzan a la carrera para posicionarse en esta ola tecnológica que ha venido para quedarse. Todo es hablar de las posibilidades de la VR, de sus ventajas y de sus ilusiones sobre lo que puede llegar a hacer por nosotros en un futuro. Pero, de golpe y de repente, una tecnología anterior, una para muchos olvidada y de menores posibilidades, la realidad aumentada, irrumpe con fuerza posicionándose como tendencia; y la culpa de todo la tiene una captura de pokémons.

La realidad aumentada parecía, a tenor de las opiniones de muchos gurús, una tecnología que se había quedado anticuada u obsoleta respecto a la realidad virtual. Muchos recuerdan con añoranza como las Google Glass se presentaban, hará unos años, como el dispositivo que nos cambiaría la vida, era el futuro de la industria mobile. Este era el adalid de la realidad aumentada pero con su declive se diluyeron también sus expectativas. Quedaban ejemplos residuales de su uso; pero esta tecnología, que proyecta contenido añadido sobre la realidad, no acababa de despuntar. Todo hasta que a Nintendo se le ocurrió sacar de su chistera, y como si dice vulgarmente, a una de sus gallinas de los huevos de oro: los Pokémon.

Realidad aumentada y usos

El gigante japonés se estaba quedando atrás en la carrera por la Realidad Virtual, en su día, en los 90’s, fue pionero en lanzar un dispositivo de VR para el mercado de los videojuegos, el llamado Nintendo Virtual Boy con unos gráficos de otro siglo y muy poca jugabilidad. Desde esa incursión nada se había oído de sus intenciones de futuro, incluso tuvo que salir a la palestra para justificar su inacción en esta carrera tecnológica.

Realidad aumentada y usos

Y así lo hizo el propio presidente de la compañía que, sin decir mucho más, salió del paso afirmando que Nintendo intentará velar por la seguridad de los más pequeños. “Queremos lanzar algo que pueda usarse en sesiones de juego largas, que aporte valor y que sea asequible. Queremos que los padres se sientan tranquilos”, afirmaba Miyamoto a finales del mes de junio.

Aproximadamente una semana después, el 6 de julio en Australia y Nueva Zelanda y el 7 de julio en Estados Unidos, se lanzaba Pokémon Go, un juego para dispositivos móviles que utiliza la realidad aumentada para que los Pokémon corran libres por la ciudad. El objetivo: recorrer las calles para capturar estos seres y entrenarlos. Muchos afirman que ha sido la combinación de ocio tradicional con algo que parece «mágico» la clave del éxito inesperado de este juego.

Pokémon Go y Realidad aumentada

En sólo una semana Pokémon Go ha batido todos los récords convirtiéndose en un verdadero fenómeno tecnológico que ha rejuvenecido a Nintendo. Los datos hablan por si mismos, en Estados Unidos ya es el mayor videojuego para móviles en la historia con unos 21 millones de usuarios activos diarios, superando al conocidísimo Candy Crush.

Éxito Pokémon Go y Realidad aumentada

Pocos días después de su lanzamiento ya estaba a punto de superar a Twitter en usuarios activos diarios en Android y en estos momentos ya ha sobrepasado a Facebook, Twitter y Snapchat en el tiempo de uso que de media pasa un usuario durante el día en esta aplicación, más de 40 minutos. Su éxito se ha hecho viral y fiel reflejo es que su nombre supera ya las búsquedas de «porno», «Barack Obama» o «xvideos» en Google, según Google Trends.

Las consecuencias a nivel de negocio tampoco se han hecho esperar, tras su lanzamiento Nintendo se ha disparado un 41% en Bolsa y ha recaudado una media de 1,6 millones de dólares al día. Y todo eso sin haber llegado oficialmente a Europa.

 

Pokémon Go: La universalización de la Realidad Aumentada

Nadie se lo esperaba y eso, sin duda, ha sido el golpe de efecto para la compañía. Pokémon Go ha conseguido hacer universal la realidad aumentada, ha acercado de manera masiva esta tecnología a los usuarios de a pie; sobre todo a unas generaciones ya hechas al uso de los dispositivos móviles que han visto, en esta tecnología y en este momento actual, el paso lógico en la evolución de las posibilidades de los dispositivos. Como hemos dicho la tecnología no tiene nada de novedoso, ya en 2013 se hablaba de AR (Augmented Reality) como el futuro que se hacía presente (como ahora se habla de la realidad virtual), pero no ha sido hasta 2016 cuando esta tecnología ha despuntado. Y de todo esto, como si se tratara de una fábula, se puede extraer una moraleja: es la sociedad la que marca los ritmos de implantación de la tecnología.

Éxito Pokémon Go y Realidad aumentada

En la actualidad las grandes compañías se empeñan en crear experiencias de realidad virtual para el público masivo. Pero esto está lejos de los usuarios, lejos de su bolsillo, pues los dispositivos más inmersivos son muy caros, y lejos de sus expectativas tecnológicas, del grado de aceptación hacia la implantación de una nueva tecnología. Si en 2013 la gente veía las Google Glass y le parecía magia ahora, tres años después, la tecnología de la que hacían gala se ha convertido en algo universal (y viral).

¿Quiere decir esto que tendremos que esperar otros tres años para que la Realidad Virtual se universalice? En la actualidad hacer cábalas sobre la implantación y aceptación de una tecnología en la sociedad es demasiado arriesgado, y más sabiendo que los tiempos de las olas tecnológicas se han acelerado; pero una cosa está clara, aún habrá que esperar un poco para que la sociedad esté preparada para la realidad virtual como ahora si lo estado, masivamente, para la realidad aumentada.