Ayer desde Innoarea realizamos una nueva acción destinada a divulgar los usos industriales de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada en el ámbito empresarial. Concretamente impartimos una charla sobre usos de estas tecnologías en el sector industrial para los asociados del Colegio de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana.

En esta jornada, que fue impartida por Pedro Jiménez, Business Developer de Innoarea, y Amparo Caballero, responsable de Marketing de la compañía, compartimos con los asistentes casos de éxito de grandes corporaciones industriales que ya están haciendo uso de la Realidad Virtual y Aumentada para mejorar sus procesos y herramientas de ventas.

Concretamente se mostraron varios ejemplos de usos industriales de la Realidad Virtual para el ámbito productivo que permiten a las empresas experimentar un considerable ahorro de costes en determinados procesos. Se corresponden a este ámbito las soluciones de Realidad Virtual para el prototipado de productos que ya se están aplicando en el sector automovilístico en empresas como BMW, y otras destinadas a la teleasistencia y formación de técnicos, con Realidad Aumentada, que ya están siendo implantadas por empresas como Thyssenkrupp elevadores.

En este foro se presentaron soluciones de Industria4.0 que entroncan directamente con determinados usos industriales de la Realidad Virtual y donde esta tecnología le sirve al operario para controlar el comportamiento de toda la planta e interactuar con los diferentes elementos que componen su industria. Un tipo de herramientas que funcionan a través de dispositivos manos libres como las smartglass o las conocidas Microsoft Hololens.

Se abordó también el uso de esta tecnología para mejorar las herramientas de venta, en este sentido se puso sobre la mesa el ejemplo de Trumpf, compañía líder en maquinaria de corte láser que ha contado con los servicios de Innoarea para liderar su estrategia de presencia en ferias sectoriales.

Esta compañía partía de un problema, no le era posible, por los elevados costes de espacio, traslado e instalación, mostrar sus máquinas en los certámenes industriales donde tenía presencia. El uso de la Realidad Virtual les ha servido para satisfacer esa necesidad, ahora con un punto de Realidad Virtual pueden mostrar todo su catálogo de maquinaria ante sus clientes como si las tuvieran físicamente delante de sus ojos.

Tras la muestra de casos de uso la jornada finalizó con la prueba de dispositivos. Para muchos de los asistentes esta fue la primera ocasión en la que se colocaban un headset de Realidad Virtual y para todos fue una experiencia muy satisfactoria. Los asistentes valoraron de forma muy positiva el grado de nitidez e inmersión alcanzable con estos entornos y las posibilidades de aplicación de estas herramientas para el sector industrial.