Hace sólo unas semanas os contábamos como Pokémon Go, la app más jugada de todos los tiempos, hacía uso de la Realidad Aumentada como una de sus claves de éxito. Pero esta tecnología, a través de la cual se proyecta sobre la realidad imágenes o contenidos que complementan esta visión, no sólo puede usarse desde un punto de vista lúdico; sus potencialidades la convierten en una herramienta que mejora los elementos de marketing y promoción más tradicionales. Estamos hablando de los catálogos que, gracias a esta tecnología, pasan de físicos a virtuales.

A lo hora de acudir a una feria, en un evento promocional o simplemente en la labor diaria de un comercial; los catálogos siguen siendo, pese al acceso de las nuevas tecnologías y dispositivos móviles, una de las herramientas más útiles de venta. Estos elementos físicos proporcionan información de la empresa y de sus productos pero, ¿y si pudieran ir más allá? ¿Y si a través de ellos los potenciales clientes pudieran obtener más información de como se comportan sus productos?

Imaginemos, por ejemplo, una empresa que provee de maquinaria industrial a fábricas o terceros. En su catálogo contará con la descripción de las distintas máquinas e incluso incorporará alguna fotografía real de las mismas, pero correrá a cuenta del cliente imaginarse esta máquina en funcionamiento o instalada en su fábrica. Eso, hasta que incorporamos la realidad aumentada a sus catálogos. Justo lo que hemos hecho con uno de nuestros más fieles cliente, la empresa de maquinaria industrial Dicoma Pack.

Realidad aumentada en catálogos

A esta empresa especializada en la fabricación de finales de línea les hemos diseñado un catálogo físico que se completa con una app. Esta reconoce las imágenes de las máquinas que aparecen en las páginas del catálogo y proyecta sobre ellas una simulación en 3D de la instalación en funcionamiento. Este contenido mejora de manera increíble la labor de venta de los comerciales ya que pueden mostrar a sus clientes manera realista el diseño de estas máquinas, sus componentes e incluso su comportamiento a pleno rendimiento. Además la app permite acercarse y alejarse a los elementos permitiendo una visión completa de las máquinas.

Realidad aumentada en catálogos

Pero no sólo se puede aplicar la realidad aumentada en el ámbito industrial,  el turismo es otra de las áreas de implantación más potenciales. Apps de realidad aumentada como estas completan la experiencia del visitante que puede escanear, con su móvil, diferentes elementos y acceder a contenido añadido o extra (imágenes, vídeos, audio guías, etc.).

Realidad aumentada usos comerciales

Cualquier elemento informativo también puede ser dotado de esta tecnología ofreciendo una experiencia única al usuario, es esa la función que le hemos dado a la realidad aumentada en nuestros catálogos corporativos y que podéis probar vosotros mismos. Sólo es necesario bajar la app que aparece en el siguiente enlace (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.Innoarea.InnoareaAR) una vez abierta se debe apuntar con la cámara del móvil a esta imagen y aparecerá un contenido añadido.

Realidad aumentada usos comerciales

Queda por tanto demostrado que la Realidad Aumentada es una tecnología de gran utilidad para el sector del marketing y no sólo el éxito de la temporada como ha quedado demostrado con el éxito de un juego como Pokémon Go.