Es muy curioso, y a la vez gratificante, ver como aquellos que tienen dudas respecto de ciertos avances tecnológicos pasan, después de probarlos, a valorar las potencialidades de los mismos; eso es lo que nos suele pasar cuando presentamos las Google Glass ante colectivos que nunca se han probado este dispositivo wearable. Por eso nos gusta tanto poder acercar esta tecnología, a la que nosotros tenemos acceso de forma privilegiada, a aquellos que la conocen por la prensa y los medios de comunicación pero que nunca la han probado.

Ayer de nuevo tuvimos esa experiencia ante un grupo de empresarios Valencianos en la Jornada “Nuevas Tecnologías para hacer Negocio: Google Glass” ofrecida en la Confederación Empresarial Valenciana.

Innoarea fue la encargada de ofrecer esta ponencia para dar a conocer los primeros usos y aplicaciones de las Google Glass en el ámbito empresarial. Las posibilidades de este dispositivo las lo hacen idóneo para todos los sectores económicos. Desde la Industria, permitiendo el control de la logística y el mantenimiento de las instalaciones, hasta el turismo, permitiendo a los usuarios ser su propio guía en un tour con Glass por la ciudad.

Al iniciar la conferencia todo eran caras de sorpresa entre los asistentes, en sus rostros se veía cierta incredulidad ante lo que podía hacerse con las Glass. Desde tener ante nuestros ojos nuestro ritmo cardiaco hasta, que fue lo que más llamó la atención, las aplicaciones que ya se están diseñando relacionadas con el reconocimiento facial.

Tras una primera parte de la sesión con ejemplos prácticos, se respondió a las dudas que surgían entre los empresarios, las verdaderas posibilidades reales para empresas concretas o los peligros de esta tecnología para los ciudadanos, como la posible dependencia que se generará en la sociedad.

Pero estas dudas pronto quedaron disipadas cuando se abordó la segunda parte de la charla, la demostración en vivo del uso de Google Glass. Los asistentes pudieron ver cómo las Glass pueden guiarles a cualquier lugar o traducir cualquier tipografía a su lenguaje nativo.

Para aquellos que aún no estaban del todo convencidos con las potencialidades de este dispositivo lo acabaron de estar cuando pudieron probárselo ellos mismos. Todos los asistentes pudieron vivir la experiencia de ver el mundo #throughglass gracias a Innoarea.