En 2008 el catedrático de diseño Gabriel Songel dió vida a esta compañía, Innoarea Design Consulting, una consultoría especializada en el campo del diseño estratégico y en el desarrollo de nuevos productos mediante la detección de tendencias y oportunidades de mercado.

En estos años de vida muchos han sido los proyectos desarrollados, desde el diseño de productos relacionados de forma directa con la industria del juguete, hasta la organización de exposiciones, pasando por las nuevas líneas de negocio iniciadas recientemente y que tienen su enfoque en la importancia de las nuevas tecnologías en el cambio de hábitos de consumo, estamos hablando del desarrollo de juegos y aplicaciones para dispositivos móviles.

En este tiempo Innoarea ha hecho de la innovación no solo parte de su nombre sino una manera de enfrentarse a los retos de un entorno empresarial cambiante y cada vez más competitivo que necesita de empresas como la nuestra capaces de adaptarse a los tiempos y ofrecer al cliente un servicio integral que cubra todas sus necesidades. Desde el diseño de producto hasta la organización de eventos pasando por los servicios de marketing, todo eso engloba en la actualidad esta compañía.

En este camino hasta la excelencia Innoarea ha dado un paso más gracias a la incorporación de la Universitat Politècnica de València como socia de la compañía. Esta misma semana se ha hecho público el acuerdo y se ha dado difusión del mismo a través de los canales propios de la universidad.

Una buena noticia que se acompaña de otra, la próxima integración, también como socia, de la empresa valenciana de Glory Consulting Services, dedicada a la prestación de servicios de consultoría y asesoramiento empresarial. Esta compañía ha estado colaborando estrechamente con Innoarea en la planificación financiera e inversión económica que se requiere para el lanzamiento de los próximos productos y servicios.

Con estas dos incorporaciones nuestra compañía sale reforzada en el mercado actual, poniendo así de manifiesto la importancia de que instituciones y empresas apuesten por compañías donde la innovación, como decíamos, no sólo es parte de su nombre.